domingo, 5 de diciembre de 2010

HOMENAJE AL FILETEADOR PORTEÑO

video

Los Maestros Fileteadores de Buenos Aires

Al hablar del fileteado hay que hacer referencia al tango, ambos tan porteños como el Obelisco, la Boca, las milongas y los cafés. Hay quienes dicen que el filete, “fue un arte de transportistas de alimentos; arte encuadrado dentro de un mundo de trabajo muy oscuro. No obstante el rechazo del filete fue mucho más generalizado y duradero que aquel que se opuso al tango”. (1)

Los Maestros del fileteado porteño

Los primeros fileteadores: Salvatore Venturo, Cecilio Pascarella, Vicente Brunetti, Alejandro Mentaberri, Pedro Unamuno, y el renombrado Miguel Venturo.
Una segunda generación pertenecen Andrés Vogliotti, Carlos Carboni, León Untroib, los hermanos Brunetti, los hermanos Bernasconi, Enrique Arce, Alberto Pereira, Ricardo Gómez, Luís Zorz y Martiniano Arce, destacándose este último como un renovador al utilizar por primera vez el fileteado porteño como pintura de caballete y obteniendo a lo largo de su trayectoria un sólido reconocimiento en el terreno del arte.
La nueva generación se destacan Jorge Muscia, por los premios recibidos en el terreno de la plástica y sus numerosas muestras en el exterior, y los fileteadores Alfredo Genovese, Elvio Gervasi, Miguel Gristán, Adrián Clara, José Espinosa, Alfredo Martínez, Sergio Menasché, entre otros, que siguen desarrollando este arte en la actualidad. A partir de la década de los 90 también se agregan varias mujeres a este oficio.

Pero repasemos su historia…

El filete surgió en la ciudad de Buenos Aires, Argentina, hacia fines del siglo XIX como un sencillo ornamento para embellecer carros de tracción animal que transportaban alimentos y con el tiempo se transformó en un arte pictórico propio de esa ciudad, hasta tal punto que pasó a convertirse en el emblema iconográfico que mejor representa a la ciudad.
Se puede afirmar que tanto el “FILETE” como el TANGO, tienen un mismo origen. “La ola migratoria que llegó a la Argentina, desde finales del siglo XIX hasta los años 30 del siglo XX, buscó a crear formas de expresión, que tradujeran su vida, sus alegrías o dramas. Esta ola migratoria fue esencialmente masculina lo que originó, un intenso trajín de trata de blancas, lo que se denominó la Ruta de Buenos Aires, y es en este medio que nace el tango. Este nacimiento marginal, oscuro y pecaminoso podría explicar el repudio del Buenos Aires de principio de siglo al tango.
El Tango es esencialmente el grito desesperado del hombre solo.” En tanto, “el filete, fue un arte de transportistas de alimentos; arte encuadrado dentro de un mundo de trabajo muy oscuro. No obstante el rechazo del filete fue mucho más generalizado y duradero que aquel que se opuso al tango.” (1)
En su mayoría, los iniciadores del arte del fileteado, eran inmigrantes o hijo de ellos, especialmente inmigrantes europeos que traían consigo algunos elementos artísticos que se combinaron con los del acervo criollo, creando un estilo típicamente argentino.

La primera vez que se mencionaron los nombres de los fileteadores fue en el año 1970, en un artículo que se publicó en el diario Clarín, en 1970, con firma del Sr. Eduardo Baliari. En los años 70 el tango ya había conocido el apogeo con Carlos Gardel, Discépolo y otros intérpretes como Pichuco y empezaba a sonar Piazzola. Y afirman que es difícil dar una explicación de porque tardó tanto el reconocimiento a estos artistas.
También en los 70 se organizó la primera exposición del filete, acontecimiento a partir del cual se dio al fileteado una mayor importancia, reconociéndolo como un arte de la ciudad y promoviendo su extensión a todo tipo de superficies y objetos.

Si Discépolo dijo que el tango es un pensamiento triste que se baila; el filete es un pensamiento alegre que se pinta. Ricardo Gómez, fileteador.[1]

El Fileteado porteño, arte decorativo y popular típico de Buenos Aires

EL término preciso para denominar a estos artesanos es fileteador, no se dice filetero, porque este es un jockey que conduce caballos con filete y no con freno. EL término preciso es fileteador.
El fileteado es un estilo artístico de pintar y dibujar típicamente porteño, que se caracteriza por líneas que se convierten en espirales, colores fuertes, el uso recurrente de la simetría, efectos tridimensionales mediante sombras y perspectivas, y un uso sobrecargado de la superficie. Su repertorio decorativo incluye principalmente estilizaciones de hojas, animales, cornucopias, flores, banderines, y piedras preciosas.
Generalmente se incluyen dentro de la obra, frases ingeniosas, refranes poéticos o aforismos chistosos, emocionales o filosóficos, escritos a veces en lunfardo, y con letras ornamentadas, generalmente góticas o cursivas.

Día del filete porteño se celebra el 14 de septiembre en conmemoración de la primera exposición de filete porteño que se realizó en esa fecha del año 1970 en Buenos Aires, en la Galería Wildenstein en 1970.

(1) http://www.todoarquitectura.com/v2/v_ver.asp?u=1

1 comentario:

  1. Este artículo como el video pretende ser un homenaje a este arte porteño y especialmente al maestro Martiniano Arce, quien se destaca como un renovador al utilizar por primera vez el fileteado porteño como pintura de caballete y obteniendo a lo largo de su trayectoria un sólido reconocimiento en el terreno del arte.

    ResponderEliminar